conciliar el sueño rápidamente

¿Cómo conciliar el sueño rápidamente?

¿Eres esa clase de personas con dificultades para dormirte por las noches? En ese caso, quizá te interesen unos cuantos consejos para conciliar el sueño rápidamente y poder disfrutar de un descanso más profundo que te permita recargar las pilas para afrontar otro duro día. ¡No te los pierdas!

Lo primero que tienes que tener claro es que es muy distinto tener dificultades para dormirse de forma habitual con etapas en las que cuesta más. Por ejemplo, no es sencillo dormir cuando te duele la espalda, tampoco en momentos en los que tomamos ciertas medicaciones o cuando atravesamos etapas de mucho estrés. La falta de sueño afecta a nuestra salud y nos limita en el día a día. Por ello, todos los consejos que tengamos para caer en un sueño profundo de manera rápida deben de ser bien recibidos.

Entre las principales recomendaciones para conciliar el sueño rápidamente que nos gustaría darte, vamos a destacar las siguientes:

  • Crea un hábito a la hora de dormir y acuéstate todos los días a la misma hora. Es una manera de entrenar tu cuerpo y tu mente.
  • Si no puedes dormir, levántate y sal de la habitación. Evita que tu cama se convierta en un área estresante.
  • Haz algo relajante para dormir, como una lectura ligera.
  • Consigue un colchón cómodo. Una de las fórmulas para conciliar el sueño rápidamente es dormir en uno de buena calidad y que se adapte a nuestras necesidades. Este aspecto es más importante de lo que puedas creer.
  • Asegúrate que tu habitación es lo suficientemente fresca.
  • Controla la iluminación interior y los sonidos de la habitación.
  • Practica la relajación o la meditación antes de meterte en la cama.
  • Haz ejercicio, pero siempre tres horas antes de irte a dormir.
  • Limita la cafeína y las siestas.
  • Deja de fumar.

La técnica 4-7-8 para conciliar el sueño rápidamente

Seguramente has escuchado hablar de la técnica 4-7-8 para conciliar el sueño rápidamente por las noches. Se trata de unos ejercicios de respiración relajantes que preparan nuestro cuerpo para descansar.

La idea es establecer un patrón respiratorio que reduzca la ansiedad y nos ayuda a caer en el sueño lo más rápidamente posible. Esta técnica se basa en el establecimiento del siguiente esquema de respiración:

  1. Vaciar los pulmones de aire
  2. Inspirar silenciosamente por la nariz durante 4 segundos
  3. Aguantar la respiración durante 7 segundos
  4. Exhalar por la boca, cerrando los labios, durante 8 segundos
  5. Habrá que repetir todo el proceso hasta cuatro veces

Según los expertos, es conveniente repetir esta técnica dos veces al día para empezar a notar los resultados cuanto antes. Además, se recomienda no ir más allá de los cuatro ciclos seguidos de respiración.

Leave A Comment

Abrir chat
1
¿Necesita asesoramiento?
Hola ¿Quiere hablar?
Estoy aquí para ayudarle.